Seleccionar página

 

Las cosas pocas veces salen como uno quiere, pero no hay que deprimirse hay que seguir adelante.  Para esta ocasión planeamos una bonita preboda al aire libre en la playa, lástima que el tiempo nos dio un bonito día invernal que nos hizo cambiar de planes sobre la marcha. Muchas veces como fotógrafa de boda me encuentro con un clima muy desapacible y no hay forma de cambiarlo, así que mi consejo es que disfrutéis del día salga como salga, ya que es el día de vuestra boda, no dejéis que os lo chafe un poco de agua!